Manifiesto de solidaridad con la revolución boliviariana de Venezuela, con la democracia participativa, la justicia social y la soberanía de los pueblos.
Informamos que el próximo lunes 11 de julio 2016 está convocada una reunión de cancilleres de MERCOSUR en el cual Brasil y Paraguay, gobiernos surgidos de golpes de estado parlamentarios, quieren evitar el traspaso pro tempore a Venezuela. La semana pasada el canciller brasileño José Serra entregó a Uruguay que lleva la presidencia, una solicitud de posponer la entrega a Venezuela hasta agosto, secundado inmediatamente por Paraguay. El Presidente neoliberal Mauricio Macri se ofreció entonces de poder asumir la presidencia y añadió que él podría unir Mercosur (Uruguay, Brasil, Argentina, Paraguay, Venezuela y Bolivia en proceso de adhesión) y la Alianza del Pacífico (Chile, Peru, Colombia, México). Informamos entonces que esta maniobra política es el intento de convertir el organismo regional de integración a un espacio de promoción e implementación neoliberal de tratados de libre comercio y de esta manera lograr el reestablecimiento de la hegemonia del norte, política- y económicamente, a través de la re-edición del ALCA (Área de libre comercio de las Americas) bajo dominio de los Estados Unidos y sus multinacionales.
Informamos que este guión político de dominación y explotación, de no permitir la presidencia pro tempore a Venezuela tiene otro gran objetivo.
El lunes, 11 de julio, se pelea una vez más el respeto a la soberanía y democracia participativa de Venezuela. Los títeres neoliberales de USA están intentando efectuar un golpe de estado contra Venezuela en esta reunión de Mercosur. Al lograr el no-paso de la presidencia a Venezuela con el falso y manipulador argumento de que hay una crisis humanitaria y que no se garantizan los derechos humanos y democráticos, refuerzan internacionalmente los ataques que buscan una ingerencia más directa en el país.
Denunciamos este nuevo intento de revivir la hegemonía neoliberal en el continente y de reeditar el ALCA. Denunciamos el papel de los gobiernos neoliberales, títeres de los Estados Unidos y cómplices de los golpes de estado intentados y realizados en las Américas. De esta manera denunciamos el nuevo intento de golpe de estado contra Venezuela planificado en el marco de la reunión de Mercosur.
Repudiamos todos los intentados o efectuados golpes de estados, sean suaves, parlemantiarios o militares. Los golpes de estado siempre son hechos violentos, siempre traen más violencia para los pueblos, más miseria por destruir la democracia participativa, los servicios sociales para las y los necesitados y la justicia. Repudiamos las manipulaciones de la prensa corporativa y su papel activo en los golpes y cambio de gobierno. Repudiamos la participación en las ingerencias y esfuerzos de desestabilizaciones en los países con gobiernos progresistas por parte de la inteligencia de Estados Unidos (NSA, CIA), la sociedad interamericana de prensa, así como las ONGs de cooperación norteamericana (NED, USAID).
Exigimos que se respete el propósito y la trayectoria de Mercosur en beneficio económico de los pueblos y no de las multinacionales y grupos de poder económico. Mercosur es un organismo económico de integración regional y no puede ser el mecanismo de promover tratados de libre comercio en contra de las necesidades de las grandes mayorías.
Exigimos el respeto a la soberanía de Venezuela y el cese inmediato de los intentos desestabilizadores y golpistas. Exigimos el traspaso de la presidencia pro tempore al gobierno de Venezuela según corresponde.
Exigimos el respeto a la declaración de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) como zona de paz y la retirada de decenas de bases y centros militares norteamericanos y de la OTAN (Organización del Tratado del Atlántico Norte) en la region.
Exigimos al gobierno de Estados Unidos la derrogación inmediata del decreto ejecutivo que declara Venezuela como una amenaza inusual y extraordinaria a su seguridad.
Exigimos el cese inmediato de las agresiones e ingerencias de Estados Unidos en América Latina y el Caribe.
Manifestamos nuestra solidaridad con la Revolución Bolivariana y con todos los procesos democráticos en favor de los pueblos soberanos en América Latina y el Caribe.
Nos sumamos a las luchas populares en defensa de la soberanía, justicia social y la democracia participativa y protagónica.
¡Basta ya de golpes de estado en América Latina!
¡El ALCA al carajo!
¡Que vivan las luchas populares!
¡Que vivan los gobiernos progresistas y revolucionarios!
ALBA SUIZA
Suiza, 8 de julio 2016